Constancia, empatía y amor por el diseño.

Por Karol Ovares y Priscila González.

¿Han sentido emoción al conocer a personas que admiran? Nosotras la sentimos gracias a cada entrevista que tenemos la oportunidad de realizar para la sección de “Mujer UX”. En esta ocasión conocimos sobre Ana Beatriz Bravo, quien actualmente labora como Diseñadora UI-UX en Gorilla Logic también, se desempeña como profesora, fotógrafa independiente y es parte del capítulo de Ladies Wine and Design en Costa Rica.

Desde nuestra comunidad, agradecemos por los espacios que Ana genera para poder compartir conocimientos sobre diseño, empatía, accesibilidad, interacción, entre otros.

Conociendo a Ana Beatriz

Ana tiene 31 años de edad y nos cuenta que definitivamente la empatía es una de las palabras que mejor la representan. En los últimos años ha notado que según la forma en la que mencionen su nombre se refieren a dos personas distintas. Cuando le llaman Ana, está más relacionado al mundo de la tecnología y Beatriz es una persona más dedicada al mundo de las artes y manualidades, por lo que las dos juntas hacen una combinación muy interesante que ella reconoce como un conjunto que define su día a día.

Actualmente se desempeña como Lead y Senior UI-UX Designer en Gorilla Logic, donde destaca que disfruta muchísimo de su rol y el entorno laboral. Dentro de sus funciones más importantes están comenzar con los proyectos, definir requerimientos, usuarios e iniciar con las propuestas de diseño incluyendo la producción de sistemas de diseño que se puedan desarrollar poco a poco y así mismo ayudar a los demás diseñadores de su empresa a crecer profesionalmente y colaborar con la coordinación del departamento de UI — UX.

Sus inicios en el UI/UX design.

Considera que su inicio en el diseño de experiencia de usuario se dio de una manera más accidental. Estudió Ingeniería en Diseño Industrial en el TEC e inicialmente se quería dedicar al diseño de producto sin embargo, por cuestiones de la vida en la recta final de graduación no le fue como esperaba, por lo que decidió involucrarse en un proyecto de graduación en Comunicación Visual, siendo una de las primeras generaciones en UI de la universidad.

Posteriormente, tuvo la oportunidad de realizar un intercambio en Austria donde pudo conocer sobre UX y UI mediante un curso, ahí empezó a despertarse el interés en esa área. Realizó proyectos que le ayudaron muchísimo a crecer como diseñadora y que le permitieron aplicar esos conocimientos en su trabajo al volver a Costa Rica.

Personajes que inspiran su día a día.

Ana nos cuenta con mucha ilusión el papel fundamental que juega su perrita Maca a diario, pues suele dedicar los primeros minutos del día antes de comenzar con sus labores y desayunan juntas. Posteriormente revisa su lista de pendientes, y sus clientes también se convierten en protagonistas a través de las llamadas donde nuevamente su perrita se roba el show al inicio de sus reuniones. Suele cerrar el día con sus estudiantes por medio de las clases que imparte en la Universidad Creativa, donde destaca que trata siempre de hacerlas lo más amenas posibles.

Retos y aprendizajes

Ella nos menciona que al menos unas dos veces ha tenido malas experiencias en el ámbito laboral, donde a la hora de la entrega de un proyecto se ha enfrentado con personas de mente cuadrada que no respetan su propuesta por el simple hecho de que la consideran muy joven para estar en el área.

A la vez, nos aconseja tener siempre propiedad para emitir nuestro criterio, “poner los tacos de frente” como dice el dicho y demostrar que somos capaces y que si estamos en esa posición es porque tenemos la capacidad de hacerlo. También tener la perspicacia de identificar las personas de la vieja escuela, saber cómo manejarlas, presentar la idea y negociar.

Mensaje a la comunidad

Ana Beatriz considera que es de suma importancia el formar comunidades de mujeres especialmente en el área de tecnología, esto debido a nuestra sensibilidad, la fuerza interior que nos diferencia y donde esta nos puede llevar, así como la gran capacidad que tenemos para comunicarnos y mantenernos al tanto de qué sucede pues somos una red de apoyo.

En conclusión, Ana nos aconseja enfrentar nuestro día a día con los siguientes puntos:

  • No tengan miedo a equivocarse y a decir lo que piensan manteniendo siempre un nivel de respeto al proponer sus ideas.
  • Mostrar seguridad; nadie más que uno conoce sobre su propio proyecto.
  • Creérsela, somos expertas en lo que hacemos.
  • Acercarnos a personas para pedirle consejos y compartir el conocimiento.
  • Ayudarnos entre nosotras mismas.
  • Aprender a escuchar y a saber hablar en el momento que sea correcto.
  • Somos capaces de hacer lo que nos proponemos, ¡hagámoslo sin miedo!

Agradecemos enormemente todas estas palabras llenas de enseñanza y espíritu de colaboración principalmente por la gran labor que hace Ana constantemente para compartir su conocimiento con la comunidad. ¡Sin duda aprendemos muchísimo de ella y su experiencia!

Pueden seguir a Ana en su perfil de Instagram.